Siegfried Schreck

http://www.vonschreck.de

Dios y karaoke

Estoy harto
de comer chocolate,
cuatro dias en peligro de naufragar
y no fin
en un mar extraordinario,
las olas son de chicle
y todo pega,
en cada detalle.

Me quedo con la boca abierta,
después esta mala noticia:
La torre de Pisa se cae.

Todo está permitido,
a las cosas no se les echa
el cerrojo,
demasiado papel tirado,
yo como chocolate,
y Dios qué hace?

Siegfried Schreck - 4.5.87

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


Ride

Una vez sin apretar la velocidad,
solamente al pensarlo me siento lijero,
los pájaros de la luz triste
abandonan la jaula abierta
y el tiempo se pone maravilloso,
así dejadnos montar
en elefantes eléctricos,
mediante los ríos
a otras orillas
sobre los alpes a Italia,
o hacia nuevos horizontes,
la vida ofrece
pasillos subterráneos
y miles de ruidos,
el deber me reclama en vano,
ya estamos demasiado lejos,
detrás de nosotros cae el telón,
vencen las entradas
para el circo.

Siegfried Schreck - 20.9.2001

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


Fata Morgana

Llovía estrellas doradas,
las ví caer,
la suerte pegaba en mis dedos,
yo podía haber torcido el mundo.

Pasé por ciudades prohibidas,
ninguna casa sin cerrar,
era un viaje sin fin,
cambié diez veces el caballo.

Y a Casablanca todavía era lejos,
y entremedio una eternidad.

Fata,
Fata Morgana,
espejos brillantes
en arena ardiente.
Fata,
Fata Morgana,
engano perfecto,
tantas cosas sin entender.

Restregando la arena
de los ojos
y ví la mujer velada,
me dió senas con sus miradas,
ella conocía exactamente
el desierto.

Con sus besos me dió
de beber,
y después me cogió
de la mano,
caminamos al fin del círculo,
ahí me abandonó y desapereció.

Mucho tiempo me quedé mirándola,
todo pareció tan extrano e imaginario.

Fata,
Fata Morgana,
espejos brillantes
en arena ardiente.
Fata,
Fata Morgana,
engano perfecto,
tantas cosas que no entendí.


Siegfried Schreck - 6.3.1998

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


No hablemos de amor

Por mí
que no amanezca,
desearía que la noche
permanezca,
déjame chupar tus labios húmedos
hasta manana a las ocho
de la madrugada,
te llamaré Eva.

Disfrutemos el jardín Eden,
entrégate a mi y
cierra tus ojos
como persianas,
solamente por poco tiempo
estamos en el paraíso.
No hablemos de amor.

Siegfried Schreck - 6.3.1998

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


Llevamos en nosotros el mar

Amigo,

porqué no vamos
un trozo alejado
de los caminos firmes,
porqué no dejamos
piel y huesos
y otros disgustos
lejos detrás de nosotros?

Porque ya desde mucho
apagó
lo que en otros tiempos
lucía en nuestros ojos,
porque suenos fracasaron
e incrustaron,
porque nuestras raíces
empiezan a pudrir
y porque de nosotros
llegó a ser
lo que somos hoy:
Ratones metidos
en la propia ratonera.

Quizás llevamos en nosotros
el mar
y no lo sabemos,
lo vamos a ver,
lo más tardar,
cuando hemos aplanado
los montes
delante de nosotros,
notamos un ruido susurrante
en los oídos.

Siegfried Schreck - 1987

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


Flan en salsa de vainilla

Posiblemente
conservar un diente,
en caso mis palabras
se oxidan,
uno se queda
tan indefenso
sin armas.
Contínuamente
apagando mi curiosidad,
esto tambien una lucha,
desde que respiro,
me siguen interesando
botellas descorchadas.

Si soy un flan gelatina,
y solamente tumbado
apático en la fuente,
entonces sí que ya no
me merezco.

Si digo sí y amén
a todo,
una afirmación,
inclinando la cabeza,
afirma mi sentencia de muerte,
entonces que salsa de vanilla
me cubra,
que la cuchara me divida
en porciones
y que me llene
en platitos pequenos
para postre.

Siegfried Schreck - 1987

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina


Trae amor

El tamborilero en la ventana,
músico de otono,
bailando de una pierna a la otra,
y tú todavía lejos,
como el viento cálido
de las islas.

He mezclado ya
nuestros colores,
puse mi corazón encima
de un caballo rápido,
la soledad escondida
en el armario,
ahora espero que me abras
la puerta por afuera,
a tí,
que nunca me visita
con manos vacías,
trae amor.

Siegfried Schreck - 2001

Traducción en español:
Sieglinde Mittner de Medina

LITERATURA/RELATOS