www.interarteonline.com

Daniel J. Montoly (Montecristi) 1969. Reside en Estados Unidos. Inicia sus inquietudes literarias en el grupo cultural Cacibajagua uno de los más antiguos del país y frecuentado por reconocidos poetas dominicanos como Víctor Villegas, Carlos Lebrón Saviñón, Leopoldo Minaya, Cesar Zapata, Rafael Abreu Mejía, Santiago Muñiba, entre otros.
Parte de su obra aparece en la antología titulada "Jóvenes Valores Hispanos", editada por una institución norteamericana y en el primer volumen de La Colección Sensibilidades, donde figuró como autor invitado con una selección de su poesía. Recientemente fue seleccionado por la Editorial El Salvaje Refinado, en su antología de poesía, Maestros Desconocidos de la Poesía Contemporánea hispanoamericana, Su poema " Detrás del brutal silencio" obtuvo el segundo lugar en el concurso organizado por "La Sociedad para el desarrollo de las artes latinas". Ha figurado en la revista mexicana Novum, la Española Gribalfaro, la colombiana Casa del Asterión, en el suplemento Caribania de la misma y en varias revistas electrónicas de diferentes países latinoamericanos. Trabaja actualmente en la compilación del que será su primer libro de poesía, titulado: Memoria de un Perro Urbano, pautado a salir en enero del 2003. En este poemario, su canto se centra en la dinámica del tránsito no vista desde una perspectiva individual sino desde una óptica universal. Sus versos recogen con cierta irreverencia el choque cultural y el sentimiento de crudeza inhóspita a que se ve sometido todo ser humano empujado a la diáspora por diferentes circunstancias. Como definiera hace poco un crítico cubano, "el sentimiento de cavar un hueco para guardar nuestra identidad personal con el sólo propósito de no llegar a ningún lado". Es co-fundador del foro Híbrido Literario en Internet, destinado a difundir la literatura contemporánea latinoamericana y colaborador de varias publicaciones electrónicas contemporáneas. Fue ganador del pasado certamen poético de la revista literaria Niederngasse con su poema: “New York en horas inversas”.


POESÍA Y RELATOS
   
Angeles de vientres grandes Dilema de una tarde Metamorfosis
Donde se quiebran las hierbas Las horas crudas Los caminos oscuros
Tomando un sorbo de aire Sunset Boulevard
Tomando un sorbo de aire

Apretando la biografía ilegal
de mis recuerdos
dejé mi estatura y el sexo
a la brevedad de las alas
del silencio biógrafo.

Sus dedos apolillaron mi edad
como avispas que hunden
sus ponzoñas venenosas
en los glúteos tiernos
de una piel núbil e inocente.

Vi el viejo juguete,
el jardín... mis manos ya viejas
lloraban de llagas,
con sus dedos cansados y secos
del trabajo forzado.

Vi la sombra y el tacto
cayendo en un espectral abismo.
Minutos llenándose de pactos,
de visiones tangibles.

No había ángeles, sólo jardineros
podando gargantas.
Cuerdos y blandos
salían de un bolsillo de acero.

Vi órdenes de falanges,
ley, arrogancia y muerte.
Remendé mi reloj biológico,
puse agua en mis venas
en lugar de sangre.

-Desnudos-, -perdonad-,
vi la piel y los cráneos juntarse
en pequeñas bolsas...
Era una calle de dientes.

Recuerdo una sábana,
varias sonrisas mortuorias,
una sinfónica de huéspedes negros
que tocaban a Wagner.

Levanté la cabeza:
-soy niño otra vez- maldije asustado.
Tomé un sorbo de aire,
abrí los ojos en la pesadilla
sólo que con otro nombre,
otro imperio iba emergiendo de las brumas.

Cerré los ojos y grité ¡hombre!
¡Hombre! ¡hombre!. Y hubo silencio
entre los cráneos.

Daniel J. Montoly